Entender a nuestro perro

El lobo de su salón” es una imagen impactante que recuerda a los propietarios de perro que su compañero leal es, bajo la piel, un animal y no una persona. De hecho, por lo menos en lo referente al ADN, los perros son lobos, ya que estos dos animales comparten el 99,96 por ciento de los genes. Con la misma lógica, también podría decirse que los lobos son perros, pero, sorprendentemente, nadie lo dice. Por lo general, se describe a los lobos como salvajes, ancestrales y primigenios, mientras que a los perros se les tiende a asignar el papel de derivado artificial, controlado y servil del lobo. Sin embargo, si nos basamos en las cifras, en el mundo moderno los perros tienen mucho más éxito que los lobos.

En este enlace, podéis leer el libro completo.

Dossier